sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Isabel Fernández Carrasco (Estudiante de 5º curso del título de Doble Grado en Economía y Derecho, FCEE, UCLM)

En la sociedad actual, cada vez es más frecuente la frase « SAREB lanza una campaña para vender x pisos en la costa´´ o SAREB cede x viviendas al Ayuntamiento de Madrid´´

Un ejemplo de ello lo encontramos en el periódico Europa Express, que en el último mes ha publicado decenas de titulares en relación con SAREB, la gran mayoría de ellos haciendo alusión a la puesta en venta por esta sociedad de viviendas o su realización de acuerdos con ayuntamientos para promover alquileres sociales. Algunos de los más destacados son: «SAREB acude a las ferias de Valencia y Barcelona con más de 500 inmuebles residenciales´´, « El Ayuntamiento de Castellón y SAREB promoverán alquileres sociales para casos de emergencia habitacional´´, « SAREB reduce sus impuestos en un 33% por la conversión de préstamos en inmuebles´´, etc.

Su gran presencia nos lleva a preguntarnos ¿Conoce la sociedad realmente lo que es SAREB y a lo que se dedica?

SAREB o Sociedad de Gestión de Activos procedentes de Reestructuración bancaria es una sociedad de gestión de activos constituida en el año 2012 a través del MoU (Memorandum of Understanding). Con estas siglas se hace referencia a un Memorando de Entendimiento suscrito entre España y la Comisión Europea. En este documento además de la constitución de la misma, se establece que la sociedad se financiará en parte con fondos procedentes de la UE, concretamente del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB). Un 45% de su capital será público, procedente de este fondo y un 55% privado.

¿Qué activos gestiona esta sociedad? Como sabemos, los bancos son poseedores de multitud de activos financieros. Estos realizan de cada uno de sus activos un análisis del riesgo que lleva asociado, lo califican y en función de esa calificación lo dotan de un determinado capital que permita cubrir mejor ese riesgo. Estos activos pueden clasificarse como dudosos, morosos, de muy dudoso cobro… Cuanto mayor sea la probabilidad de impago, mayor riesgo se asocia a ese activo y mayor es la dotación de capital que se hace al mismo. Pensemos por ejemplo en un préstamo, el cual tiene asociado un riesgo muy elevado pues lo más seguro es que el mismo no se recupere (impago). Este activo será calificado como moroso o de muy dudoso cobro. Si la entidad financiera tiene muchos activos de este tipo, la misma corre un grave riesgo, de forma que necesitará librarse de los mismos antes de que la situación sea irreversible y se vea avocada a la quiebra. Para ayudar a las entidades en estas circunstancias es para lo que se creó SAREB.

Durante la crisis, existían muchas entidades financieras con un gran riesgo de quiebra, debido, en parte, a la gran cantidad de activos inmobiliarios calificados como morosos que tenían las mismas. SAREB se encargaría de adquirir esos activos problemáticos y liquidarlos, permitiendo a la entidad eliminar de sus cuentas estos activos y devolver la deuda avalada por el Estado Español. Entre las entidades cuyos activos adquirió esta sociedad están Bankia, Liberbank, el Banco Gallego…

El Real Decreto 1559/2012, de 15 de noviembre, por el que se establece el régimen jurídico de las sociedades de gestión de activos, regula como aspectos clave ,entre otras muchas cosas, en primer lugar, que el FROB puede obligar a una entidad bancaria a transferir esos activos problemáticos al SAREB; en segundo lugar, que se traspasarán a esta sociedad los activos adjudicados o recibidos en pago de deudas relacionadas con la financiación de suelo para promoción inmobiliaria en España o con la financiación de construcciones o promociones inmobiliarias en España siempre que figuren en los balances con anterioridad al 30 de junio de 2012 y cuyo valor neto contable sea superior a 100000 euros; y en tercer lugar, que la duración de SAREB será de 15 años.

En su página web (https://www.sareb.es/) podemos encontrar un informe sobre el impacto socioeconómico de esta desde 2012 hasta el año en curso. En él se aportan datos como la creación por el SAREB de 40760 empleos durante sus seis años de actividad.

El hecho de que el SAREB tenga una actuación tan activa en los últimos años puede interpretarse como la proliferación de activos financieros problemáticos en las entidades financieras. La proliferación de activos financieros problemáticos es sinónimo de la proliferación de riesgo, además de préstamos e impago. Esto nos lleva a preguntarnos   ¿Avanzamos hacia una nueva recesión económica?