sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Cristina Villa Grueso (Alumna de la asignatura “Dirección Financiera”, 4º de Grado en Economía, FCEE, UCLM)

Partimos de qué la ONU es un organismo internacional formado por 193 países independientes, cuya finalidad, entre otras, es mantener la paz en el mundo. Pues bien, mi pregunta es: ¿dónde está la paz en Siria? ¿Verdaderamente quién está detrás de la ONU?? Podemos encontrar que desde la década de 1980 y 1990, las empresas transnacionales empezaron a prestar mucha atención a Naciones Unidas y cada vez más en sus conferencias internacionales en temas clave como alimentos, bebidas, ciencia, tecnología, agua, hábitat, trabajo y otros.

Podemos hablar de ciertos intereses determinados por el aspecto económico, porque al fin y al cabo la economía maneja nuestra vida, tanto por ideologías como por comportamientos. El caso de Siria es uno de ellos, pues al estar situada entre Oriente Medio y Europa, es un lugar de vital importancia. ¿Por qué? Porque es una zona muy estratégica. Se ha pretendido realizar un gaseoducto de grandes reservas que pase a través de Siria, pero no sólo esto, sino que también tiene importantes yacimientos de gas natural. Por eso a Estados Unidos le ha interesado este país, pero también a Rusia. El hecho de querer controlar zonas petroleras y zonas de gas, hacen ganar a los ricos, pero los que mueren son los pobres. Por tanto, ¿es verdaderamente real el precio de estas fuentes de energía, teniendo en cuenta lo dicho anteriormente?

¿Y por qué la ONU no hace nada respecto a esto? Vale, aparece el Pacto Mundial de la ONU, en el cual se solicitan informes de progreso a sus miembros, pero nunca se supervisan los informes (si es que los entregan) ni tampoco la conducta de cada país miembro. Solo basta con firmar los 10 principios de este pacto y las empresas continuarán sin ser puestas en cuestión por sus acciones. Este pacto nos da mucho en qué pensar cuando las empresas transnacionales que lo firmaron fueron Coca Cola, gigantes del petróleo y el gas como Total, Shell y BP, además de Nestlé, Unilever, Monsanto y Veolia, entre otros.

En cierta medida podemos entender por qué la ONU toma las decisiones que toma, ya que no es realmente quien decide, sino estas empresas transnacionales son las que lo hacen para su propio beneficio. En pocas palabras, detrás de Siria parece ser, estar interesadas todas estas empresas, que ven esta guerra simplemente como un negocio, por lo que parece no importarles que personas acaben afectadas. En cierta medida, podríamos hablar de la manipulación a la que estamos sometidos día a día, de cómo son capaces estas empresas transnacionales de manipular la economía a su costa.