sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autor: Antonio Sánchez Cifo (Alumno de la asignatura “Dirección Financiera”, 4ª de Grado en Economía).

Hace unos días conocimos de la mano de , director ejecutivo de Amazon, que las previsiones de ventas online estas navidades iban a superar todas las expectativas, lo que supone batir todos los records hasta el momento. Estas declaraciones vienen a corroborar el vertiginoso crecimiento del E-commerce desde sus inicios hasta nuestros días.

Si realizamos análisis del comercio electrónico en nuestro país resulta evidente que desde la creación de la primera tienda online en 1995, la proliferación de tiendas online no ha hecho más que crecer y actualmente se sitúa en torno al 48% del total de empresas presentes en nuestro país. Esto es fruto de la progresiva demanda de productos y servicios en red que tiene la sociedad española.

Es evidente que para que haya habido tal crecimiento de ventas tiene que haber habido también, y de forma intrínseca, un aumento de equipos informáticos con acceso a internet en los hogares españoles que actualmente se sitúa en un 83%. La reducción de costes de los ordenadores y smartphones, así como la caída de precios de las conexiones a internet ha llevado a una estandarización de los productos electrónicos en España.

Actualmente el perfil de comprador online se sitúa en torno a personas de 34 a 49 años con unos estudios secundarios, clase social media y que viven en poblaciones mayores de cien mil habitantes. El gasto medio anual se sitúa entre los 250 y 500€ al año.

El comercio electrónico movió el año pasado en nuestro país 3.432,1 millones de Euros, lo que representa el 30% de todas las transacciones tanto online como físicas. Gran parte de esta cifra fue debida a las ventas de billetes de transporte ya que suponen el 60% de las compras online. Estos datos se presume que serán mayores al término de este año 2014, por ello las declaraciones de Jeff Bezos no son casuales.

Resulta evidente que el E-commerce es un sector en auge que con total seguridad marcará las pautas del comercio futuro y ello obligará, tanto a empresas como a consumidores, a tener un mayor acceso y conocimiento de la red.