sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autor: Rares Boanca (Alumno de la asignatura “Dirección Financiera”, 4º de Grado en Economía)

En España, el porcentaje de las empresas innovadoras está en el 0,4%, según el informe COTEC 2014, valor muy por debajo de los demás países europeos de referencia. Esto da lugar al modelo empresarial de competencia de precios, es decir generar valor con la disminución de precios de proveedores o la organización distributiva, y no de producir mas barato.

Según los datos del informe COTEC 2014, hay 11.214 empresas en España que pueden ser denominadas innovadoras. La primera característica de estas empresas es que el tamaño es un factor importante, es decir, cuanto mayor es el tamaño de la empresa hay más posibilidades de que ésta sea innovadora. La segunda característica es la localización geográfica, ya que las empresas más innovadoras se encuentran en las zonas de  y . Con esto llegaríamos a la tercera característica donde según el sector al que va destinada la producción de la empresa hay más posibilidades de que sea innovadora. Los subsectores tradicionalmente más innovadores son los que pertenecen al sector industrial. Ésta es una mala noticia para España, puesto que es un país que basa la mayor parte de su economía en el sector servicios. Además, otra de las características de las empresas españolas es el bajo porcentaje de la facturación de la empresa que se dedica a I+D+i, siendo éste uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la economía española.

Está claro que el bajo número de empresas innovadoras es un problema para el país, por lo tanto, a continuación vamos a hablar sobre algunas ideas que podrían aumentar su presencia en España. La primera idea consiste en separar la innovación del Sistema Nacional de I+D+i, es decir no basar la innovación de la empresa en ayudas del sistema, sino apoyar más la innovación en su capacidad de creatividad y utilizar la ayuda de expertos. Debido al gran número de Pymes y su poca capacidad innovadora, otra idea para mejorar la innovación consistiría en la coordinación entre las pequeñas empresas para realizar proyectos de innovación conjuntos. Mejorar los incentivos fiscales a la innovación sería otra medida conducente a mejorar el número de empresas innovadoras.

En conclusión, España necesita más innovación en el sector servicios y más pymes para poder crear más empleo y un crecimiento sostenido.