sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Caridad Ramírez Pérez (Alumna de la asignatura “Dirección Financiera”, 4º de Grado en Economía)

Uno de los principales defectos de la economía española es la ineficiente recaudación fiscal debido a que nuestros impuestos rinden menos que los demás países europeos. Frente a unos ingresos impositivos españoles de un 33,6% del PIB, la media de la UE alcanza el 40,6%.

Tras una larga época de crisis económica que ha destruido numerosos puestos de trabajo, la economía española tiene como principal objetivo la creación de empleo debido a que es la mejor manera de continuar la consolidación fiscal y de aminorar las terribles consecuencias de la crisis económica en términos de desigualdad. Por tanto, la reforma fiscal que entrará en vigor el 1 de enero de 2015 tiene como objetivo maximizar el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo, además, de una fiscalidad eficiente para poder garantizar un equilibrio en las cuentas públicas. Esta reforma fiscal que presenta la comisión está formada por tres proyectos de ley referidos al IRPF, al Impuesto de Sociedades y al IVA así como otros tributos. Estos proyectos harán que los impuestos de los españoles sean recaudados eficientemente mediante la reducción del fraude fiscal y recortes en los gastos fiscales.

Uno de los puntos clave de la reforma es la rebaja en el Impuesto de Sociedades que pasará del 30% al 25%, que conseguirá eliminar las diferencias entre las empresas pequeñas y grandes. Sin embargo, esta rebaja a las PYMES no les afectará, ya que actualmente ya mantienen un gravamen del 25% para los primeros 300.000 euros de beneficio.

Otro de los puntos a destacar en esta reforma es la reducción de los tramos del IRPF que se pasará de los siete que existen actualmente a cinco tramos. Con esta reducción de tramos de la renta beneficiará sobre todo a las rentas bajas y altas, sin embargo, las rentas medias lo notarán en menor medida. Podría perjudicar el objetivo del déficit comprometido con , aunque el Gobierno confía en el incremento de recaudación por la mejora económica, que se estima en el 0,55% del PIB.

Se supone que según la comisión no habrá más subidas del IVA, a excepción de la reclasificación de los productos sanitarios, que pasarán a tributar por el 21% en vez de por el tipo mínimo. ¿Pasará esto en realidad o subirá el IVA de una manera más discreta mediante la reclasificación de los productos?

Según las previsiones realizadas por el Ejecutivo existirá una recuperación económica y una reactivación de la inversión debido a que se devolverá 9.000 millones de euros a los contribuyentes entre 2015 y 2016. Además, activará la creación de puestos de trabajo.

Podemos concluir diciendo ¿en realidad se producirá esa recuperación como dicen las previsiones? o ¿es una reforma que beneficiará a los más ricos y afectará negativamente a los pobres? La respuesta la tendremos en unos meses…