sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Beatriz González Cerro (Alumna de la asignatura “Dirección Financiera”, 4º de Grado en Economía)

Tras la grave crisis financiera e inmobiliaria que se ha producido en , una gran cantidad de pisos se han quedado sin dueño, para ser exactos hay más de 600.000 pisos nuevos vacíos, debido al descenso de la demanda de vivienda. Urbanizaciones fantasma en las que sus calles están deshabitadas, igual que sus parques y supuestos centros comerciales y demás, en definitiva un gran número de inversiones extendidas por todo el territorio español.

Pero no sólo tenemos que tener en cuenta el caso de viviendas nuevas, sino también las que se ofrecen de segunda mano que suponen unas 800.000. Por tanto, existe un total de 1,4 millones de viviendas en venta. En esta suma no entran los edificios con las obras paradas que se cuantifican en unos 384.000, aunque esta cifra es de 2008. “Las obras paradas serán lo último a resolver en esta crisis, sobre todo para las que tienen más difícil salida. Antes incluso veremos cómo se ponen en valor suelos cuyo precios ya se han corregido de forma notable en zonas donde hay una demanda sólida”, expone el director general de Negocio de Aguirre Newman.

Estas viviendas no están distribuidas de igual forma por todo el territorio español. La zona en la que existe un número más elevado de viviendas vacías es el , seguido de  y  entre otras.

La recuperación no será homogénea en todo el territorio nacional., En algunos puntos geográficos se iniciará con anterioridad a la recuperación y con ello la disminución de stock de viviendas. Una de las soluciones que se plantean para la disminución del mencionado stock de viviendas es la demolición de edificios como se ha hecho en EEUU e . En España se aprobó un plan de negocio en el que se reservan más de 103 millones de euros para la demolición de viviendas, ya que la conservación de todos los edificios existentes supone un coste mayor. Pero antes de que se produzcan las demoliciones tendremos que ver cómo responde la banca y el Sareb ( de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria), que poseen un gran número de las viviendas sin dueño en España.