sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autor: Gonzalo Muñoz Mendoza. Alumno de la asignatura “Dirección Financiera de la Empresa” (5º LADE)

Muchas empresas españolas han dejado de pagar sus dividendos en liquidez al recurrir al “scrip”, que se define como la retribución de las compañías mediante dividendos sustentados en ampliaciones de capital.

Algunas de estas empresas que recurren al “scrip” son, sin duda, aquellas con las rentabilidades por dividendo más atractivas: Santander, Repsol, , ACS, etc.

Es interesante destacar que el objetivo principal de la dirección financiera de una empresa no es otro que la maximización del valor de la empresa para sus accionistas. Según las hipótesis del modelo de Modigliani y Miller (M-M), suponiendo un mercado eficiente, incrementos en la retribución de dividendos generan un mayor número de acciones emitidas, lo cual provoca una reducción en el valor de la acción y, en consecuencia, el valor de la empresa permanecerá inalterado.

El recurso al “scrip” junto con el nivel de desconfianza sufrido por España en lo referente a la continua amenaza de un posible rescate y la excesiva bancarización en el mercado español de renta variable, han generado que en los últimos 3 años los fondos de inversión basados en dividendos hayan reducido del 1’72% al 0’835% el peso referido a títulos españoles en su cartera de inversión (más del 50% de reducción). Tanto de lo mismo ocurre con la bolsa española en la cartera de fondos europeos, los cuales centran su inversión en el resto de Europa. España ha pasado de representar el 7’91% al 3’62% en las carteras de los gestores de inversión.

Paradójicamente, la rentabilidad por dividendo del Ibex 35 durante los últimos 3 años ha sido del 5’73%, mientras que la rentabilidad ofrecida por el Eurostoxx 50 ha sido del 3’92% y del 3’44% la del Dax alemán. Sin embargo, el hecho constante de que la bolsa española genere más dudas en relación a su permanencia en la zona euro es más determinante en este aspecto, ya que el Dax ha ganado un 60’81%, el Eurostoxx 50 ha perdido un 10’81% y el Ibex 35 ha retrocedido un 31’14%.

Todo apunta a que esta tendencia seguida por los gestores de fondos de inversión en los últimos años seguirá manteniéndose también en el futuro, ya que, además de que muchas empresas seguirán recurriendo al “scrip” para realizar el pago de sus dividendos, otras empresas tendrán que eliminarlos de forma obligada.

Muchos fondos no aceptarán el pago de dividendos en “scrip” aunque, en realidad, siempre se puede optar por la alternativa de cobrar el dividendo vendiendo los derechos futuros para poder obtener la liquidez, pero el problema reside en que la parte fundamental no acompaña.