sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Mª Emilia García Pérez – Profesora

El pasado 28 de Diciembre,  hizo balance de su primer año como presidente de Gobierno. Y al igual que después de sus seis primeros meses de mandato, lo hizo a través de una rueda de prensa en la Moncloa, una vez finalizado el último Consejo de Ministros del año 2012.

El 2012 ha sido un año donde los recortes, tantas y tantas veces queriendo ser camuflados bajo un lenguaje alternativo que rayaba el esperpento (copago- corresponsabilidad, subida de impuestos-incremento de la imposición sobre el consumo, amnistía fiscal-gravamen de activos ocultos, rescate bancario-préstamo con condiciones muy favorables) han conformado las señas de identidad del actual gobierno. Y aunque reproduciendo sus propias palabras en el discurso de su investidura del 19 de Diciembre de 2011, de que “no hay ninguna voluntad de mirar atrás ni de pedir a nadie responsabilidades, que ya han sido sustanciadas por las urnas hace un mes”, realmente ha sido un año, en el que prácticamente todas las medidas económicas y sociales que han ido tomando, se justificaban continuamente y se culpabilizaba de todo a la herencia recibida. Pero es que, cuanto más tiempo pasa, más discutible resulta apelar a este legado ó es que acaso…

¿Hay alguna herencia que explique por qué los mayores recortes se aplican en Sanidad, en Educación y en Cultura y sin embargo, apenas se resienten los gastos en Defensa y el presupuesto de la  y no se altera ni en un euro, la asignación a la ?

¿Es la herencia recibida la culpable de una amnistía fiscal tachada de poco ética e injusta porque premia a los defraudadores, castiga a los honestos y que ni siquiera ha permitido recaudar la mitad de lo que había previsto el Sr. Montoso?

¿La herencia socialista acredita al gobierno actual a aplicar un I.V.A. abusivo a la Cultura y a muchos productos básicos, como pueden ser el material escolar y los pañales?

¿La herencia recibida autoriza al Sr. Montoso a eliminar el impuesto a la banca que tenían implantado los gobiernos autonómicos de Extremadura, Andalucía y Canarias y que el gobierno tendrá que compensar con el dinero de todos?

¿Hay alguna herencia que aclare la imposición de las tasas judiciales sin más preámbulos ni trámites parlamentarios, que no contribuye en absoluto al abaratamiento de la justicia, que atenta al principio de igualdad entre los ciudadanos y que ha ocasionado por primera vez en la historia de la democracia, el rechazo unánime en todos los ámbitos de la judicatura?

¿La herencia socialista es culpable de que la nueva Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) propuesta por el ministro WERT, recoja fundamentalmente las peticiones de la Conferencia Episcopal y de la patronal de la enseñanza privada y así, suponga una contrarreforma que no garantiza la equidad y la igualdad de oportunidades, establezca una segregación muy temprana del alumnado, que vaya a originar un ranking de centros educativos y la educación en valores se vaya a impartir exclusivamente dentro de la religión confesional y su asignatura alternativa?

¿La herencia recibida puede ser causa de que los diferentes gobiernos autonómicos del PP no aporten datos ni estudios fiables que apoyen sus respectivos programas de privatización de la sanidad pública y que todo se deba al compromiso de favorecer intereses particulares de las grandes empresas del gremio para mercantilizar un servicio esencial y vital para los ciudadanos?

¿Es lícito imputar a la herencia recibida la puesta en marcha de una nueva  que promueve la privatización descarada del litoral, ya sumamente dañado después de años y años de estar a la merced de especuladores urbanísticos y propietarios poco sensibles al cuidado del medio ambiente?

¿La herencia recibida es la causante de la entrada en vigor de una nueva ley de liberalización del horario comercial que no genera más empleo, que es controvertida para los consumidores, que perjudica a los trabajadores del sector y a los pequeños comercios, que se ven incapaces de competir con las grandes cadenas de distribución y de los centros comerciales, que son los verdaderos beneficiarios de esta medida?

¿Se puede atribuir a la herencia socialista los cambios en el ente público RTVE, finiquitando una etapa de máxima audiencia desde la entrada de cadenas privadas con una amplia presencia de programas de debate, reportajes y cine español y donde los informativos se habían caracterizado por una independencia y una pluralidad sin precedentes, avaladas por la concesión de premios nacionales e internacionales? ¿Cómo se argumenta la vuelta atrás a un sistema gestionado por profesionales vinculados a medios de comunicación afines al gobierno de turno?

¿La herencia recibida es causa de que el Sr. Rajoy haya gobernado por decretazos en lugar de tramitar proyectos de ley que puedan ser debatidos en le Parlamento y que se haya convertido en el presidente que menos ha pisado el Parlamento, anulando incluso el tradicional Debate sobre el estado de la Nación y que haya delegado en sus ministros para dar la cara ante el anuncio de estas medidas tan controvertidas?

“No es la herencia, es la derecha”, ha dicho Rubalcaba en su balance del primer año de mandato del PP. Y claro que es la derecha, pero una derecha intransigente, poco transparente y autoritaria, que avalada por su mayoría absoluta, no da pie al diálogo, ni a la negociación ni al consenso. Es una derecha que hace oídos sordos al clamor de una población cada día más movilizada en contra de esas políticas de brusco ajuste del gasto, que deprime más la economía y el consumo y genera más despidos y porque no van acompañadas de otras medidas que impulsen el crecimiento sin el más mínimo atisbo de un cambio de tendencia a corto, medio ó largo plazo.

En su intervención del pasado 28 de Diciembre, el Sr. Rajoy pedía “comprensión y solidaridad de los ciudadanos ante las duras medidas que ha tenido que tomar para evitar la quiebra de España y que además son inevitables”. Pues yo le digo que ni lo uno ni lo otro. No se puede pedir confianza a un presidente ni a un gobierno que, en un tiempo record, han incumplido el programa electoral que votaron los ciudadanos el 20 de Noviembre de 2011. Y que han sido capaces de sustituirlo por una batería de medidas ocultas, que criticaban con dureza estando en la oposición y que han ido transformando a lo largo del año en decretazos de los “viernes negros”, después de los correspondientes Consejos de Ministros. Y pide solidaridad a unos ciudadanos cuyos hogares son, de media, casi un 20% más pobres que el año pasado y que ven cómo se sigue ampliando en España la brecha social. Y a una población que es víctima de un reparto injusto y desequilibrado de las terribles consecuencias de la crisis. Mientras los grandes perjudicados han sido los desempleados, los jóvenes, los asalariados, los empleados públicos, los dependientes, los pensionistas, los autónomos y las pymes, ocurre que los banqueros, los grandes especuladores financieros y de todo tipo, las grandes fortunas, los empresarios defraudadores y los políticos corruptos responsables de nefastas gestiones se han ido de rositas, bajo el amparo de este gobierno. Esta forma de actuar ha generado tal indignación entre los ciudadanos que, nunca con tanta insistencia se habla de fraude ó de estafa electoral y de provocar en movimientos ciudadanos y en partidos políticos de la oposición, la petición de que sean aprobadas mediante una consulta popular en toda regla.

Y tampoco puede este gobierno plantear todas estas disposiciones como la única alternativa a su gestión. Este periódico y otros muchos, además de foros, tertulias, programas de debate, seminarios y jornadas de las diferentes universidades, blogs particulares, etc. han sido el escenario elegido por analistas, economistas y responsables políticos para lanzar propuestas alternativas a esta política de recesión y que yo no voy a reproducir. Recientemente hasta el Fondo Monetario Internacional en The Wall Street Journal reconoce que “recetar austeridad en Europa fue un error para empleo y desarrollo”.

Pero en este año transcurrido, coincidiendo en que no podíamos seguir con un déficit del 9% y que era necesario un cambio de rumbo en nuestro país para reducirlo, y concluyendo ya, lo que, en mi opinión ha quedado patente es que, este gobierno tomó una decisión el día en que comenzó su andadura y fue la de ponerse al servicio del gran capital. Y en este sentido, reproduzco unas palabras muy recientes de : “Con este gobierno España no es una democracia, es una plutocracia. No se está gobernando para el pueblo, se está gobernando para el dinero”