sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Nohemí Gómez

El pasado lunes 3 de diciembre fue el día Internacional de las personas con discapacidad, y aprovechando esta fecha, el domingo día 2 de este mismo mes, se celebro en Madrid una manifestación para reclamar los derechos de los discapacitados.

Pude comprobar en primera persona como acudieron más de 50.000 personas a la manifestación bajo el lema “SOS Discapacidad-Derechos, Inclusión y Bienestar a Salvo”, entre estas personas se encontraban asociaciones de discapacitados de todo tipo, familiares, y amigos.

Una de las asociaciones procedente de Albacete y que acudió a la manifestación fue la Asociación de ASPAS (Asociación de padres de personas con discapacidad auditiva).

Por ello me he puesto en contacto con dicha asociación para que puedan trasmitir en que situación se encuentran y de que modo les ha afectado la crisis.

Según me han comentado la sordera es la gran desconocida de las discapacidades ya que ni se ve ni se oye.

En primer lugar ASPAS está formada por un equipo profesional interdisciplinar (logopedas, maestros de audición y lenguaje, pedagogos, psicopedagogos,…) y atienden a niños, jóvenes y personas adultas con discapacidad auditiva y a sus familias de forma integral e individualizada.

En la actualidad cuentan con más de 350 familias asociadas y atienden a una media de 300 personas con discapacidad auditiva desde todos los servicios con la finalidad de mejorar la calidad de vida y la igualdad de oportunidades.

Debido a la buena gestión de la junta directiva, hasta la actualidad han podido llevar a cabo su labor y estar al corriente de pago con sus trabajadores. Pero esta asociación al ser sin ánimo de lucro, depende principalmente de las subvenciones. Y aunque hoy en día tienen las subvenciones concedidas se ven en la necesidad de acudir a reclamar sus derechos porque no se han hecho efectivas a día de hoy dichas subvenciones. Y de seguir en esta situación en el futuro no podrán llevar a cabo la importante labor que realizan. Y según nos comentan es muy importante que se comience la rehabilitación en el momento que se detecta la sordera, al igual que en cualquier otra discapacidad.

Además reclaman más ayudas para costear los audífonos ya que las ayudan se dan únicamente para personas de entre 0 y 17 años, siendo estas ayudas de unos 700 euros y el coste real de cada audífono es de unos 3.000 euros, existiendo familias con dos y tres miembros que necesitan dichos aparatos, resultando prácticamente imposible costear estos aparatos, y más teniendo en cuenta la situación de crisis que vivimos en las que muchos padres y/o madres se encuentran en paro.

Esperemos que pronto se resuelva esta situación y puedan recibir las subvenciones para que no tengan que llegar a la situación en las que se encuentran otras asociaciones de discapacitados que no pueden pagar a sus trabajadores.