sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autores: Rubén Lozano Martínez (alumno) y Adolfo Moraga García (ex-alumno)

“La situación es ya agónica” decían desde FACONAUTO, “El mercado se ha contraído de manera precipitada en estos dos últimos años” se oía desde ANFAC, desde GANVAM “lo del ministro Soria es una torpeza” y en ANCOVE se hablaba de “El final de año será peor”. Con estas declaraciones las asociaciones y federaciones de la automoción más importantes de España califican la situación del sector automovilístico antes del nuevo Plan Pive (Plan Integral de Vehículos Eficientes) propuesto el pasado viernes en el Consejo de Ministros. Es declaraciones venían fundadas por las caídas de las ventas como por el desinterés del Gobierno por dejar caer un sector estratégico de España. Un sector estratégico, bien por el nivel de empleo que genera como por el elevado nivel de ingresos que percibe el Estado. Desde el IVA al 21% (dependiendo de algunas exenciones) hasta el impuesto de matriculación (del 4,75% dependiendo del nivel de emisiones de CO2 del vehículo al 14,75%), el impuesto de circulación, el impuesto de inspección técnica de vehículos, etc.

La situación que arrastra este sector es delicada desde el inicio de la crisis, pero con la subida del IVA en septiembre y con el anuncio del ministro Soria de un plan para inicios del 2013 hacia imaginar que el final de año iba a ser muy duro.

España y el sector automovilístico

¿Pero cómo está la situación en España del sector automovilístico? Desde el punto de vista de la producción, España es el 2º productor europeo de vehículos detrás de la poderosa Alemania y el 8º mundial, alejado de la 5º posición hasta hace poco por los países emergentes. El líder mundial es China, seguida de Japón, Estados Unidos, Alemania y Corea del Sur y las nuevas potencias emergentes, Brasil e India. Sin embargo, España es el primer productor europeo de vehículos industriales (véase el mapa). El 90% de la producción se destina a la exportación, en su mayoría al resto de , representando el 20% de lo que exporta España. El empleo total del sector directo e indirecto supone el 9% de la población activa y el sector de la automoción representó el año pasado el 6% del . Datos que revelan la importancia de que se trata de un sector estratégico en España al que hay que prestarle atención.

Desde el punto de vista del parque automovilístico español se puede resumir que el 42% de los vehículos que andan por nuestras calles y carreteras tienen más de 10 años de antigüedad. Lo que supone un riesgo para la seguridad vial y problemas medioambientales, ya que las mejoras tecnológicas aplicadas a los nuevos vehículos aumentan las medidas de seguridad y la reducción de emisiones de CO2.

¿En qué consiste el Plan Pive?

El fin del Plan Pive es la promoción de las ventas de automóviles más seguros y eficientes energéticamente y la renovación del parque automovilístico español, cuya gestión será llevada por el  (IDAE). El contenido a rasgos generales son los siguientes:

  • El incentivo es de 2.000 euros (1.000 el Gobierno y 1.000 el fabricante o marca) por el achatarramiento y baja definitiva de un vehículo de más de 12 años de antigüedad, en el caso de vehículos comerciales serán de 10 años.
  • El presupuesto de esta ayuda es de 75 millones de euros con el fin de realizar 75.000 operaciones (1.000 euros que subvenciona el Gobierno).
  • El periodo de vigencia será del 1 de octubre de 2012 a 31 de diciembre de 2012, ampliándose hasta el 31 de marzo de 2013 para los reservados hasta el agotamiento del presupuesto.
  • Los vehículos subvencionados son los nuevos o usados de menos de 1 año que se encuentren en la categoría energética del IDEA, siempre que el precio antes de IVA no supere los 25.000 euros.

Todos los agentes implicados han recibido esta ayuda como una buena oportunidad para poder equilibrar las caídas durante los meses anteriores teniendo en cuenta que no hay dinero en la economía real, existen elevados costes de financiación que imponen las entidades bancarias y pocas o ninguna expectativa de mejora de la economía.

A modo de reflexión por Adolfo Moraga García

El automóvil ha sido y será un sector de relevancia y estratégico para cualquier país, ha ido creciendo a lo largo del tiempo, su participación, en el conjunto de la economía y la industria. Se trata de un sector que puede ser el motor del país pero que necesita que no se le pongan obstáculos.

La subida, de impuestos, el elevado precio de los carburantes, las dificultades para la financiación del comprador y sobre todo el encarecimiento de la exportación, todo ello va en detrimento de un mercado y una industria que esta pasando por su peor momento.

Habrá que esperar a conocer la evolución de las ventas en octubre para ver la repercusión del plan PIVE, aunque nadie duda de que las ayudas pueden animar a nuevos compradores a cambiar su vehículo por uno nuevo y eficiente.

Aunque no olvidemos que en España se producirán menos de dos millones de vehículos. La cifra más baja desde 1993 y muy por debajo del máximo histórico de 2.000, de tres millones de unidades. Para recuperar ese nivel productivo ANFAC, presentara un plan al Gobierno con el objetivo de volver a los tres millones de vehículos producidos.

A mi entender tendríamos que aprovechar nuestra capacidad productiva para exportar, ya que aunque existe una caída de la demanda interior y en el mercado Europeo, existen otros mercados como Rusia, Oriente Medio, o Asía, mercados con gran potencial que no están pasando las estrecheces de la vieja Europa.

Esperemos que se apueste por este sector por parte de las Administraciones, sin olvidar que de cada euro invertido en un plan como el PIVE, el Estado obtiene un retorno de entre dos y tres euros.

Bibliografía