sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autores: Rubén Lozano Martínez y Juan Fernando Lozano Martínez

“No hay arte que un gobierno aprenda más rápidamente de otro que el de drenar dinero de los bolsillos de la gente”. Con esta mítica frase de  pretendo abrir el tema del IVA. Instaurado en España en 1986, se trata del tributo más injusto que un Gobierno puede decidir incrementar para aumentar los ingresos públicos. Y no solo, porque grava a todos por igual indistintamente del poder adquisitivo sino porque en España la desigual distribución de la renta favorece a que sea mucho más injusto. Si es verdad, nos podemos ir a las estadísticas y ver que la presión fiscal en España (alrededor del 38%) es inferior a la media de la UE-27 (40%) y de la Eurozona (41%), pero no es una justificación sólida este argumento (que es la base de la exposición de motivos del real decreto) para aumentar los ingresos públicos en una crisis económica. Crisis que estamos padeciendo de manera inhumana y muy dilatada en el tiempo, cada vez veo a más gente en las calles sin hogar, estudiantes universitarios que no saben si estudiar por el elevado coste de la matrícula, negocios vacios, empresas en liquidación, etc. Pese a todo esto, tengo fe ciega en que saldremos de esta situación pero no sin trabajar más duro de lo que lo hemos hecho nunca antes porque hay que reestructurar todo y todos para que las venideras crisis estemos mejores preparados, ya que vendrán.

La subida del IVA

En septiembre llega la mayor subida del IVA de la historia que además se incluye un aumento de las retenciones en el IRPF para profesionales y autónomos. Subida “aconsejada” por Bruselas y de los misteriosos “mercados”.

El IVA general pasa del 18% al 21%, el reducido del 8% al 10% y el superreducido que se mantiene. Lo más destacado es lo siguiente:

  • En el 4%:
    • Leche
    • Pan
    • Huevos
    • Libros y manuales de texto
    • Prensa y revistas
  • Del 18 al 21%:
    • El resto de bienes y servicios
    • Alcohol
    • Resto de material escolar
    • Libro electrónico
    • Productos de higiene íntima
  • Del 4% al 10%:
    • Compra de vivienda nueva y los arrendamientos de vivienda con opción de compra
    • La vivienda usada tributa por el ITP
  • Del 8% al 21%:
    • Los servicios mixtos de hostelería, espectáculos, discotecas y salas de fiesta
    • Flores y plantas
    • Semillas
    • Entrada a teatros, circos y festejos taurinos
    • Servicios de televisión digital
    • Servicios funerarios
    • Servicios de peluquería
    • Adquisición de obras de arte
    • Servicios a personas físicas que practiquen deporte
    • Asistencia sanitaria, dental y curas termales
    • Espectáculos deportivos de carácter aficionado
    • Ejecuciones de obras
  • Del 8% al 10%:
    • Transporte
    • Cesta de la compra, a excepción de los productos básicos
    • Gafas graduadas
    • Lentillas
    • Hoteles y restaurantes
    • Las obras de renovación y reparación de vivienda hasta el final de 2013 que pasara también al 21%.

Con esta medida se cifra en 415 euros al año lo que las familias gastarán (estudio realizado por la ), lo que supone los ingresos que prevé los Técnicos del  recaudar, 7.500 millones de euros. Me parece que mucho suponiendo el fraude que aparecerá y la disminución del consumo producido.

La manía de compararnos con Europa

Con la medida que entrará el 1 de septiembre el Gobierno se situará en la media de  (véase el mapa adjunto). Hasta antes del anuncio de subida del IVA, España era uno de los países con el tributo más bajo junto a Luxemburgo, Chipre y Malta. Ahora, estaremos por encima de países como Alemania, Francia y Reino Unido y por debajo de Rumania, Grecia, Portugal, Hungría, Suecia y Dinamarca por ejemplo.

También comparándonos con Europa, el SMI de España se cifra sobre 640 euros al mes, mientras que hay países como Luxemburgo con 1.801, Irlanda, 1.462 o Francia con 1.444 euros al mes. También hay países por debajo como Bulgaria con 138 y Rumania con 162 euros al mes. ¿Qué SMI depende del IPC, de la productividad media nacional alcanzada, la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica? Sí, estoy de acuerdo, pero que usamos las comparaciones con Europa cuando nos interesa para engañar y eso es demagogia.

Consecuencias para el 2013

Adiós a la construcción, subida de las retenciones y aumento del fraude fiscal. El aumento de las tributaciones y la reducción de las deducciones harán que la vaca lechera que tanto ha dado a este país quede abandonada a su suerte. El alza del IRPF y del IVA a profesionales y autónomos, que según cálculos del ATA se incrementara en 1.100 euros más, y el repunte asegurado del fraude hará que cada día de invierno sea una lucha constante por la supervivencia.

¿Y entonces qué?

No se trata de hacer oposición a todo lo que el  presente, se trata de valorar la situación real de las personas. La mayoría de las familias están bajo mínimos en todos los sentidos, anímicamente la gente no aguanta más esta situación. Me niego a pensar que esta sea de las únicas herramientas de las que dispone un Gobierno para actuar, me niego a pensar que todo el capital humano del que dispone De Guindos y Montoro solo puedan plantear la subida del IVA. Sinceramente, quiero creer que saben lo que hacen, que no van a ciegas con sus previsiones y que tienes sus bases no ya matemáticas, porque en las clases de econometría eso no falta nunca, pero sus bases morales y racionales como individuos de una sociedad que busca el bien colectivo.

A modo de reflexión

Evidentemente la consecuencia esperada de esta medida es el incremento de los ingresos, pero todos sabemos lo sensible que es el impacto de la subida del IVA en el consumo. La experiencia pasada ha hecho pensar al Gobierno, y hacer a mi juicio, el siguiente análisis.

Debido a esta sensibilidad a la subida de precios, las empresas optarán por mantener los precios, lo que se traducirá en mantener el consumo, pero de esta manera aumentará la capacidad recaudatoria del gobierno a través del impuesto, por lo que en efecto, si se mantiene los precios, el impuesto sube y las empresas en sus balances registrarán menos ingresos, lo que tácitamente se traducirá en posibles pérdidas, balances negativos, pérdida de tesorería o cash, (descrédito y pérdida de instrumentos ante acreedores como bancos) y en definitiva posibles cierres, despidos, etc.

¿Qué ocurrirá? ¿Se subirá el precio y lo repercutirán en el consumidor? ¿Lo asumirán las empresas? Pues todo dependerá del sector y de la elasticidad de la demanda, pues la subida o bien la asumirá el productor o bien el consumidor, o ambas partes iguales; ya se oyen en ciertos gremios y colectivos sobre todos en aquellos donde se ha pasado del tipo reducido al general (incremento de 13 puntos, del 8% al 21%) en que asumirán el 6,50% cada una de las partes, aun así cuantitativamente es una subida a tener en cuenta.

Bibliografía