sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Virginia Díaz Correas, de 4º de ADE

Como bien es ya conocido, las comunidades autónomas españolas, presentaron el año anterior un elevado déficit, difícil de solventar con los actuales mecanismos, que es necesario eliminar, o por lo menos reducir, lo antes posible. Con el objetivo de disminuir este déficit a la cifra del 1,5% este año, y de mejorar la calificación de la deuda de las comunidades, se propuso esta alternativa por el partido socialista.

Esta medida es una alternativa ante la poca efectividad que tuvieron las emisiones de “bonos patrióticos” con el mismo objetivo, los importes de colocación eran muy bajos y los costes demasiado altos. Por lo tanto, se persigue establecer esta medida de manera que los ejecutivos regionales puedan elegir la opción más acorde con sus objetivos, o la posibilidad, de hacer una opción mixta, entre que el Estado emita deuda mediante hispanobonos (el Tesoro o el ICO salgan al mercado con éstos) y luego lo repartan concediendo préstamos a las comunidades, o que se presten avales a la emisión de deuda de las comunidades autónomas por el Estado.

El déficit público financiado con la emisión de deuda pública interna (que se enmarca dentro de la política mixta fiscal-monetaria) tiene los mismos efectos tanto si la política es activa o pasiva, al emitir deuda pública interna no se producen efectos monetarios y existirá una mayor competencia para la captación de ahorro privado, lo que disminuirá el volumen de préstamos y aumentará el tipo de interés, llevando a la caída de la inversión y el consumo de bienes duraderos, y con ello, la renta.

Algunos economistas ya han señalado ventajas e inconvenientes de esta medida, como que los hispanobonos serán una buena opción para evitar la suspensión de pagos de las Comunidades Autónomas y asegurar a los acreedores el pago de sus deudas, o reducir el número de emisores, de manera que las emisiones sean mayores. Sin embargo, dado que es el Estado quien respalda estos bonos, se podría incrementar el tipo de interés nacional al participar éste en la operación, se generan dos efectos, efecto cantidad y efecto tipo de interés. Pero esta medida aún no ha sido aprobada, a pesar de que se preveía su aprobación el pasado martes por la Comisión de Economía y Competitividad, el gobierno ha decidido posponer esta alternativa económica hasta que se conozcan los resultados del  que se celebrará el 28 de julio, puesto que es esencial para el futuro de España y Europa.