sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autor: Luis Antonio López Santiago. Profesor del Departamento de Análisis Económico y Finanzas

Cada vez que oigo hablar del macroproyecto de juego que se están disputando la Comunidad de Madrid y la Generalidad me acuerdo de Los bingueros de Antonio Ozores. Película rodada en 1979, dos años después de que se legalizara el bingo en España y cuyos protagonistas son Andrés Pajares y . Éstos se conocen en la cola del bingo y las dificultades económicas por las que pasan les llevan a pensar que el juego es la solución a todos sus problemas.

 y  parece que han llegado a la misma conclusión: el juego les/nos va ayudar a salir de la crisis. Sin embargo, no parece que las expectativas racionales guíen las decisiones de nuestros políticos. Después de 5 años de recesión éstos han olvidado que el boom de la construcción es el principal responsable de la crisis que sufrimos. Boom que ellos mismos han alentado. Por un lado, porque aumentaban los ingresos de sus CCAA y Ayuntamientos. Por otro lado, por un legislación del suelo que ha permitido la escala de precios de la vivienda. Además, porque han promovido la construcción de Auditorios vacios 300 días al año, Palacios de Congresos con dos encuentros al año, Parque temáticos con pérdidas, Aeropuertos para peatones, etc. Obras que han sido financiados por Gobiernos Autonómicos y por las Cajas de ahorro que éstos controlaban. El resultado, un déficit público rampante y la intervención por parte del  de muchas de esas Cajas.

EuroVegas vuelve a incidir sobre un crecimiento de España basado en un turismo, que en vez de pandereta y sol es de juego y golf, y que requiere un nuevo boom de la construcción. La justificación es que las inversiones procedentes del exterior crearán riqueza y empleo, a través de la construcción de casinos, hoteles, campos de Golf y atraerán turistas del todo el mundo que vendrán a apostar sus ahorros contra la banca. Banca y banqueros que, como hemos vuelto a ver durante esta crisis, siempre ganan.

La contrapartida a todos estos supuestos beneficios parece pequeña, ya que no costará dinero al erario público. Sólo hay que modificar los planes de urbanismo, la legislación laboral española, la tributación de beneficios, la prohibición de fumar en sitios cerrados, etc. Es decir, Aguirre y Mas, al igual que Pajares y Esteso en la película se disfrazan de señoritas para conseguir que dos ancianos les inviten a jugar 5 cartones cada ronda, están dispuestos a transfigurar las leyes españolas para que, en su caso, un rico anciano, , les construya su particular EuroVegas.

Queda patente que España ha entrado ya en una fase de capitalismo maduro. En donde los lobbies y mercados no dejan espacio a la corrupción. Los políticos/ciudadanos se tienen que plegar a las demandas de unos mercados internacionales que, en vez de utilizar la Escopeta nacional para cazar sus beneficios, hacen públicas sus exigencias a través de los medios de comunicación.