sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: Mari Carmen Marta Sabina

Como ya todos sabemos, desde el pasado 1 de enero, y según lo dispuesto por la Orden de 12/12/2011 de las Consejerías de Fomento y de Empleo y Portavoz del gobierno, por la que se suprime la orden anterior sobre ayudas a los jóvenes, consistente en la reducción de un 50% del coste del billete en los viajes de los servicios regulares de transporte interurbano de viajeros por carretera dentro del territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla- La Mancha, a efectos prácticos esto quiere decir que el carnet joven ha desaparecido.

La supresión del carnet joven afectará a todos los jóvenes menores de 26 años que utilizan estos servicios de transporte interurbano por carretera que tengan origen y destino en dicha comunidad, ya que tendrán que pagar el precio íntegro de los billetes para poder viajar, y si además, a esto le unimos la situación económica financiera que actualmente está sufriendo nuestro país con tasas de desempleo elevadas y con escasos recursos económicos, como podemos ver el problema se agrava aún más. El gobierno actual ha adoptado esta medida para poder reducir el gasto público de la Administración regional pero desde mi punto de vista creo que para reducir dicho gasto también se tendrían que tomar otro tipo de medidas sin recortar los derechos sociales y beneficios de los ciudadanos, como por ejemplo, reducción de los vehículos oficiales, reducción de los salarios del gobierno, oposición, altos cargos, etc. y reducción de asesores y del sueldo de los mismos.

Con este artículo no pretendo criticar la decisión tomada por nuestra presidenta , ya que con los tiempos que corren es entendible, pero si quisiera hacer un llamamiento para que se tenga en cuenta que hay muchos jóvenes que estudian fuera de sus casas y muchos de ellos se tienen que pagar sus estudios con la ayuda económica de los padres, por lo tanto, en vez de beneficiarles les estamos perjudicando, ya que la ayuda suprimida por mínima que fuera para un estudiante es muy importante. Para finalizar solo diré que algunos de los jóvenes aun tienen la esperanza de que no se suprima esta ayuda para el transporte en ferrocarril, al igual que otros tipos de descuentos como el de familia numerosa.