sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autor: Alejandro Ojeda Jiménez

La subida del IRPF propuesta por el Gobierno para alcanzar el objetivo de déficit aumenta la presión fiscal sobre las rentas del trabajo. En este artículo vamos a analizar el paulatino aumento que ha sufrido la carga fiscal para los trabajadores españoles y cómo se deja caer el peso de la reducción del déficit sobre la clase obrera sin ni siquiera plantearse el recorte en otros gastos.

Las medidas tomadas por el gobierno han hecho que aumente la presión fiscal sobre las rentas del trabajo. 6.000.000 millones de incremento de la presión fiscal para la clase media que paga los impuestos más altos de Europa.

El IRPF se ha incrementado hasta un 51% y la incertidumbre sobre otra subida de este impuesto o del IVA al no cumplirse los objetivos de déficit con esta medida. De este modo recae todo el peso de la reducción sobre la clase media, ya que aumentando estos impuestos se grava la renta y el ahorro, por lo que se ralentiza la recuperación económica.

Como acabo de comentar las medidas para reducir el déficit al 4,4% son innecesarias por lo que se esperan más medidas adicionales. Tiembla la clase media ahogada por la enorme deuda que tienen las familias en nuestro país. Hay miedo a que se grave aun más la renta mientras que la presión fiscal sobre los rendimientos de capital permanece invariable, sobre todo por la gran movilidad de éstos.

En la campaña electoral, el presidente prometió bajar los impuestos e impulsar medidas que reactivaran la economía basadas en el apoyo a pequeños y medianos empresarios, el gran tejido empresarial del país y en cambio ha tomado medidas que conllevarán un retraso en la salida de la crisis.