sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Autora: María José Ruiz Ortega

Dicen que los comienzos nunca son fáciles y sólo hay que pensar en los nuevos retos que todos hemos asumido alguna vez para entender esta frase. En los últimos meses nos ha tocado asistir a los estrenos de gobierno nacional y gobierno autonómico entre otros. En poco tiempo muchos cambios, noticias, novedades que nos afectan, en mayor o menor medida y que marcarán el rumbo de nuestra evolución como institución y como país en los próximos años.

Una de las noticias que por proximidad me ha impactado recientemente proviene de la comparecencia del ministro de educación, cultura y deporte, , en la comisión de cultura del Congreso de los Diputados.

Entre otras cosas, Wert nos avanzaba que el crecimiento en número de alumnos en la universidad española nos sitúa por encima del objetivo de población universitaria que marca la Estrategia Europa 2020 de . También nos dice que no se han hecho bien los deberes ya que el gasto público en Instituciones de Educación Superior respecto al PIB (1,2%) y el gasto por estudiante respecto al PIB (40%) se encuentran en los niveles de la , mientras que los resultados muestran un panorama cuanto menos desalentador.

Como ya sabíamos, ninguna universidad española está entre las 150 mejores del mundo, tenemos un alto abandono escolar (30%), sólo el 33% de los estudiantes termina sus estudios sin repetir curso, estamos poco internacionalizados y lo que es mucho peor, los universitarios de 25 a 29 años sin trabajo representan ya el 20,8% de los parados en ese rango de edad.

A la vista de estos datos cabe preguntarse ¿qué se está haciendo mal? y sobre todo ¿cómo podemos arreglarlo? Me preocupa especialmente que nuestro número de alumnos esté por encima del número que supuestamente teníamos que alcanzar en 2020, porque si nuestra universidad, tal y como parece, está sobredimensionada, las políticas necesarias para llevarla a los niveles adecuados necesariamente tendrán que ser duras.

Entre las líneas de actuación que el ministro avanza en la búsqueda de la excelencia, la competitividad y la internacionalización de nuestra universidad está en primer lugar la constitución de un Consejo de Expertos de Alto nivel formado por expertos universitarios de distintos campos y que propondrá líneas de actuación que, entre otras, encuadran la evaluación externa de la actividad docente e investigadora, el fomento de la especialización de las Universidades en diferentes áreas de conocimiento, el fomento de la inversión privada, la búsqueda de fórmulas para superar el déficit de transferencia de conocimiento y tecnología al sector productivo y el incremento de la internacionalización.

Seguro que a la vista del panorama que tenemos ante nosotros a muchos se nos ocurren ideas, puede que alabanzas, y en cualquier caso críticas a las posibles medidas a adoptar. Como buenos críticos y ante cualquier estreno que se precie creo que debemos dejar pasar un tiempo para valorar la conveniencia de las medidas y la actuación de aquellos que nos dirigen, esto es sólo el principio, apenas estamos viendo pasar los créditos iniciales. Por mi parte, me niego a dejarme empapar por el ambiente de negatividad y pesimismo que cada día intenta invadirnos. Demos un voto de confianza y sobretodo sigamos trabajando duro, es lo que seguro podemos hacer y de donde vendrá la recompensa.